El luchador Mike Parrow sale del armario


El luchador profesional estadounidense Mike Parrow sale del armario y cuenta cómo fue su vida entre una familia católica y terapias de conversión para gays.

Su experiencia con la terapia de conversión le ha llevado precisamente al lugar opuesto al que buscaba: Ha decidido enfrentarse al mundo en el que trabaja y que es absolutamente homófobo para ayudar a las otras personas que puedan encontrarse en situación semejante a la suya, y luchar con todas sus fuerzas -que son muchas- contra las terapias conversivas. 

“Siempre supe que soy gay. Eso nunca fue una pregunta para mi. Pero mientras crería, fui a una escuela católica, mi madre era profesora de catequesismo los domingos, en fin (…) vengo de un pequeño pueblo de Nueva York. La única muestra que vi de amor gay fue a través de la televisión y siempre con personajes extremadamente amanerados. Pensé “No soy como Jack de Will&Grace, así que no soy gay”. Intentó incluso relacionarse con mujeres, tanto sexualmente como teniendo parejas, pero sentía que las engañaba y que además ellas se sentían poco atractivas ante la falta de deseo de Mike. En Florida empezó a conocer hombres pero sufrió mucho rechazo ante el hecho de no estar fuera del armario, algo que le hizo aislarse de nuevo y centrarse solo en el trabajo. Entonces cayó incluso en una depresión y se planteo el suicidio, algo que le acabó plantando en un centro de terapias conversivas, donde cuenta que le buscaban citas y le insistían en probar una y otra vez.

A sus 34 años, y con 2 metros de estatura y 136kilos, Mike ha decidido que el armario se le ha hecho pequeño. Y nos alegra enormemente que se convierta en un referente de una población y un mundo deportivo donde prácticamente no hay ninguno.

https://platform.twitter.com/widgets.js

The post El luchador Mike Parrow sale del armario appeared first on Chueca.

Previous El Ayuntamiento de Torremolinos publica la lista provisional de admitidos para conformar la bolsa de empleo de Aselimnsa
Next El Orgullo de Madrid 2018 será el 7 de julio y habrá una marcha como la primera de la capital, que fue hace 40 años